Blogia

`` DIGO YO...´´ Blog de Pedro Caballero-Infante Perales

AMIGOS

AMIGOS

Escribir sobre la amistad es como hacerlo del amor. Algo difícil e inagotable. El amor, para mí, es la amistad con sexo. Pero la amistad, así a pelo, es difícil definirla como lo es ponerle nombre a un sentimiento.

         He leído hace unos días un artículo de Rosa Montero sobre la amistad. Corto y divulgativo, pero con un final feliz.

         Hay quien dice que al amigo hay que soportarle todo. No estoy de acuerdo porque la palabra soportar lleva implícita un repudio a su sólo sentido. Otros dicen que sólo hay que estar o tener amigos que te diviertan y que tú los diviertas.

         Con esto último, en general, tampoco comulgo porque  la gente confunde diversión con banalidad. Yo lo paso mejor hablando de cosas transcendentes que de Cristiano Ronaldo y eso que soy aficionado al fútbol.

         ¿Quién coño pues, se atreve a valorar una cosa tan subjetiva como la amistad?. Por esto decía que Rosa Montero le ponía un colofón feliz a lo que ella consideraba amistad: Escribía: “Amigos son los que hace unos días me han hecho el traslado completo desde mi vivienda antigua al piso nuevo”.

         La amistad no sólo es prestar dinero sino saber que tienes a alguien a quien puedes recurrir para cuestiones pragmáticas y para ello el amigo tiene que haberse preocupado de hacer otros amigos que puedan ayudar a los de verdad.

         También divertirte divirtiéndolos a ellos, aunque esto cansa

         ¡Ojú, qué lío!. Pero…¿se entiende?.

 

.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

MASTERS Y PASTERS

MASTERS Y PASTERS

Cada vez admiro más a los tíos listos y desdoro a los tontos netos o facultativos. Los netos lo son de por sí y los otros se lo hacen.

         Hablas con un padre (“paster”) le preguntas por el niño mayor y te dice que está en Ipanema haciendo un master.

         “¿Pero el niño no había terminada ya su carrera?”. “Sí”, te contestan, pero ahora con el master salen ya colocados.

         Resulta que hay, desde hace tiempo e importado de EE. UU. (¡de dónde si no!), un sistema que han creado unos linces por el que le cobran una millonada a los papás para que el niño siga perdiendo el tiempo en una gran ciudad y allí, sin aprender la O con un canuto, se relacionen con otros de la misma ralea.

         Cuando el niño termina, le dan otro diplomita que, por su precio, debía ser papiro egipcio y según el numerito que le dan, o sacan, los van colocando en determinadas empresas que son las mismas que han inventado el sistema.

         Se trata, como siempre, del círculo vicioso del truco del almendruco. Lo que más me indigna de esto es la clara discriminación dineraria que significa para los menos ricos  (que, todo hay que decirlo, han tenido la suerte de estudiar en la Universidad pública) con respecto a los niños de papá que los lanzan, mediante talón, al estrellato del buen empleo. 

 

Hay algo peor para mi inteligencia: que los padres, netos o facultativos, crean de verdad que sus hijos son unos monstruos.

¿Envidia cochina?: Pues sí. O justicia.

 

 

.

LA TRINCA

LA TRINCA

         Esta palabra, puesto que la prueba ha desaparecido afortunadamente, hay que buscarla en un DRAE antiguo y significa: “Conjunto de tres personas designadas para argüir recíprocamente en las oposiciones a cátedras”. Llevado al plano real, dos opositores a una cátedra se ponían de vuelta y media delante de la trinca para que ésta, en definitiva, eliminase a uno de ellos. En esta cruel práctica se admitía todo tipo de acusaciones incluidas las físicas.

         Yo tuve un catedrático bizco del que la leyenda urbana decía que superó la trinca al contraatacar sobre la acusación de su defecto, hilarante para su alumnado según el oponente, al alegar que su contrario era tartamudo.

         Hay carreras “per se” donde no se pueden admitir defectos físicos por su obviedad. Un abogado sordomudo sería un contrasentido. Si acaso fuera un estudiante excepcional sus clientes tendrían que presentarle todo por escrito y su ejercicio ante los jueces habría de ser de la misma forma.

         Existe sin embargo una carrera, como es la de Farmacia, que se ha constituido en una especie de “cajón de sastre” donde cabe todo. Conozco farmacéuticos paralíticos de nacimiento, sordos y…hasta ciegos. Esto, aun siendo cierto, son casos excepcionales, pero lo usual es que no se le dé importancia a la incapacidad de asertividad que un boticario en la actual etapa reivindicativa de la Atención Farmacéutica pueda tener.

         Se sigue opinando que el farmacéutico es un pequeño burócrata que coge una cajita de una estantería la da y la cobra. ¡No!. Si quiere romper esta imagen ha de saber dar la cara ante sus pacientes, mirarle a los ojos, sonreírles y empatizar con ellos. Si desde joven no tiene estas características, que se hubiese hecho cirujano.

 

.

VIVA JALOGUEN

VIVA JALOGUEN

Leo y oigo, estos días especialmente tenebrosos, no tanto por el tiempo, sino por la melancolía funeraria potenciada morbosamente por el pueblo, opiniones contrarias a la divertida fiesta americana del “jalogüin”.

         No estoy de acuerdo. La Santa Iglesia Católica, que ha tenido durante muchos años la exclusiva de los púlpitos, ha conseguido perder a muchos “socios” que ya es demérito.

         Déle usted esta oportunidad a una buena Agencia de Comunicación y pone a la Hoja Parroquial por delante de “El País”

 

         Es posible que una de las causas sea, precisamente, que los cánones católicos han estado, y aún lo están, basados en la tristeza, el miedo y el terror. Dios era un señor terrible que sólo se dedicaba a castigar.

         Especialmente en el mes de los difuntos a los niños de otra época los “animaban” dándoles infinidad de misas  impartidas por tres señores, ¡tres! con casullas negras ante un túmulo que yo siempre creí guardaba dentro dos o tres cadáveres frescos.

         Luego, como paseíto relajante, nos llevaban al cementerio o a la cruz de los caídos por Dios y la Patria para entonar un “De profundis” que atenazaba los corazones infantiles.

         Y ahora que los niños se divierten, sin que esta diversión sea desdoro del cariño memorial a sus fallecidos, nos dedicamos a criticarlos. ¿Qué se pretende?. ¿Volver a la tristeza que tan poco resultado le ha dado a los curas?.

         ¡Venga ya, hombre!. Entre el truco del infierno yo me quedo con el trato  del Dios divertido.

 

.

LA COCINA ESTA CERRADA

LA COCINA ESTA CERRADA

Decía el inefable Paco Gandía que usted puede dejar abandonada una espiocha, una pala o un  pico en la calle que nadie se los llevará. Son instrumentos malignos que nos asocian con el trabajo. ¡Qué poquitas ganas hay de trabajar en este país y especialmente en Andalucía!. Ayer estaba con unos amigos sentado en el velador de un bar aprovechando los apacibles y postreros días de este casi otoño.

Se habían pedido varias cervezas, distintos refrescos y unos vinos. Pedidos que se iban aumentando, con raciones de jamón y queso mientras la tertulia, sin plan previsto, se iba alargando. Un olor de fritos y guisos de cocina iban aumentando, dada la hora de mediodía, los jugos gástricos de los comensales.

Dadas las cuatro de la tarde alguien propuso pedir algunas raciones de cocina y de esta forma prolongar la charla y reincorporarnos al trabajo ya comidos. ¡Nuestro gozo en un pozo!.

   -¿Nos pone un frito variado y dos cazuelas de gambas al ajillo?

  -No es ya posible porque la cocina está cerrada y, como verán, hemos retirado los veladores y son ustedes los últimos que quedan

  -¿Qué se debe?

Luego vendrá el gremio de hostelería y se quejará de que la cosa está “chunga”. Los que están de esta forma son los que tienen los dineros en las narices y se los limpian con un pañuelo. Como decía el apoderado del torerillo: “Los billetes están prendidos de los pitones. O los tomas o los dejas.

¿El trabajo?.  A este señor no lo conozco.

 

.

CÓMO LLEGAR A MINISTRO

CÓMO LLEGAR A MINISTRO

Pepín iba a todas las reuniones de su comunidad y siempre intervenía con circunloquios que no llevaban a ninguna parte pero que animaban y alteraban el coloquio. Fue tal su insistencia participativa que lo nombraron Presidente. Como tal asistía, sin faltar una sola vez, a las reuniones trimestrales de la Federación de Vecinos en las que actuaba de la misma forma.

                   Visto su dinamismo, ineficaz pero osado, lo nombraron de la Comisión Permanente que asistía a los plenos del Ayuntamiento de su ciudad. Tras un año fue incluido en la lista de concejales, en las inmediatas elecciones, y salió elegido. No había pleno en el que Pepe, lo de Pepín había quedado desterrado, no tomase la palabra y liase el alboroto. Su osadía imbécil, pero disfrazada de inquietud y compromiso, lo llevó a la Diputación como Vicepresidente.

                   Desde este dorado puesto pasó a Jefe del organizativo regional del próximo Congreso del Partido en el que José, ya no era Pepe, vestido de una forma intachable dio barzonazos durante la reunión en Madrid con su escarapela de plástico identificativa que acojonaba al personal. El Secretario General del Partido se fijó en él y lo nominó  Jefe de su grupo de asesores.

                   El triunfo del partido en las elecciones hizo que, ya, Don José fuese elegido Director General. En la primera crisis de gobierno fue nombrado Ministro del Ministerio de Té, Chocolate y Café.

                   Y esto es todo lo que sé de Pepín, Pepe y Don José

 

 

.

ENFERMEDADES PREMONITORIAS

ENFERMEDADES PREMONITORIAS

No todo va a ser bueno en la industria farmacéutica; al fin y al cabo, como industria, ha de dar salida a sus productos. Para ello tienen contratados unos cabeza de huevo que se dedican noche y día a diseñar estrategias que aumenten el mercado consumista. En algunos casos se inventan enfermedades que no son tal y que difunden subliminalmente a través de personajes conocidos.

                   Ayer no existía la depresión postvacacional; era, y sigue siendo, la jodienda anual de volver al trabajo. El síndrome de hiperactividad, que este sí existe, no se le llamaba así sino que se preveía y trataba como una alteración psicosomática de un niño.

                   En España han entrado, a través del eslogan: “Vigile su salud” las que yo llamo enfermedades premonitorias. Lee el médico un análisis de sangre y dice al paciente:

     -Es usted un prediabético, porque está en el límite de glucosa en sangre

                   También se suele diagnosticar una pre-hipertensión arterial, una pre-hipertrofia prostática y así el paciente, baste que sea un poco aprensivo, se puede atiborrar de medicación en base a intentar luchar contra el implacable paso de los años.

                   Un médico cruel y sardónico tras estudiar a un paciente le dijo:

     -Tiene usted que hacerse una plaquita

      -¿Y a qué radiólogo voy?

      -No debe ir a un radiólogo, sino a un marmolista

                   Se trataba de un caso de pre-cadáver, enfermedad de la que, lo queramos o no, estamos todos diagnosticados desde que nacemos.

 

.

LA PRUEBA DEL MOSQUITO

LA PRUEBA DEL MOSQUITO

Aun al ama de casa más dispuesta, si trabaja, además, en la calle le es difícil hacer un seguimiento de la limpieza de su vivienda por muy pequeña que ésta sea.

 Desde la famosa escena de viñeta en la que la empleada de hogar esconde el polvo debajo de la alfombra hasta el lavado de cara con la ínclita fregona, hay multitud de estratagemas para  que el patrón no perciba las deficiencias usuales de la limpieza diaria.

            He descubierto, yo solito y lo digo así porque puede haber un elefante dentro del plafón de la lámpara del salón y no me doy cuenta, un sistema que podríamos llamar el del mosquito fosilizado.

            ¿Ustedes han visto esos insectos del pleistoceno embutidos dentro de una gota de ámbar?. Pues así se está quedando un mosquito al que chafé hace meses en un recóndito rincón de mi cuarto de baño. Cada vez que micciono lo observo y pienso: ¿quién resistirá más  mi asistenta o yo?.

            Si el que falla soy yo, seguro que será después de una manifestación ostentosa y vanidosa por parte de la empleada diciéndome que a ella no le gana nadie a limpia.

            La llevaré suavemente del brazo hasta el lavabo y le diré:

                        -Recemos juntos una oración, por el mosquito, a San Francisco de Asís.

 

.

LA GENERACION DEL PSA

LA GENERACION DEL PSA

No es que sea el chocolate del loro pero sí el de la cacatúa. Las últimas restricciones, ratificadas por decreto, sobre la sanidad han hecho especial pupa en todo lo referente a los medicamentos. ¿Qué la gente se medica mucho?. Sería un tema debatible. ¿Qué hay médicos que por complacencia o temor prescriben a solicitud del enfermo?. Puede que sí.

                Pero lo importante es la cantidad de pruebas que el enfermo imaginario solicita, casi siempre, como agravio comparativo del vecino. Así, una molesta, pero simple cefalea, no sólo ya va diagnosticada por el sufriente sino que  exige, por parte de éste, se le practique una Tomografía Axial Computerizada por si aparece alguna manchita en el cerebro.

                El Doctor Google tiene mucho que ver con esto. También es cierto que los galenos quieren tener cada vez más pruebas complementarias que los exoneren  del fonendoscopio y del ojo clínico. Los análisis clínicos son ya el pan de cada día y el paciente varón, enteradillo y master sanitario por la Universidad de Youtube, suele decir:

                                -¿No me ha puesto el PSA, para ver si hay algo de próstata?

                La mejor forma de disuadirlo es devolverlo al especialista sugiriéndole que antes le hagan un tacto rectal. Huyen despavoridos y se mean por las patas abajo, señal inequívoca de que la próstata les funciona a la perfección.

                Además si la Seguridad Social tiene una infraestructura informática perfecta y gigantesca es muy fácil localizar el historial del enfermo y comprobar que ya se ha hecho dos TAC y solicitado tres PET y dos resonancias. Se le dice entonces:

                                -Le puedo enviar a TPS

                                -¿….?

                       -A tomar por saco

 

 

 

.

EL GRAN CARNAVAL

EL GRAN CARNAVAL

Viendo estos días por televisión la magna operación de rescate para sacar del subsuelo a los 33 mineros chilenos atrapados en una mina a 600 metros, no he podido evitar hacer memoria de la película, del mismo nombre que encabeza este comentario,  que en el año 1951  dirigió el dios Billy Wilder.

             El film, al que hago alusión, es la hiperbolización de lo que está ocurriendo en Chile y lo curioso es que su protagonista, el desaprensivo periodista Charles Tatum, personaje encarnado por el superviviente (Dios nos lo guarde más) Kirk Douglas, es reportero de los medios escritos, concretamente de un periódico de provincias.

            Este personaje dilata el rescate de un minero, con la connivencia del sherif, para que la historia que, diariamente, redacta por teléfono haga más espectacular el accidente y que, por tanto, la tirada de su periódico se haga espectacular.

            ¿Qué hubiera sido si en aquellos años la televisión hubiese sido lo que es hoy?. Pues sencillamente lo que está pasando, sin que en mi imaginación esté de ninguna forma la manipulación malvada. Pero cuando he visto que hay, quizás exagero, más andamiaje para las cámaras de televisión que para la propia labor  de ingeniería, no he podido menos que acordarme de “El Gran Carnaval”.

            El mundo ha sido y será un gran carnaval. Antes en los patios de vecinos y ahora en el patio del Gran Hermano.

P.S.: A la fecha, en que esto sube al blog, ya han salido todos los mineros atrapados. Me congratulo, sinceramente, de ello.

 

.

MANOS ARRIBA, ESTO ES UNA BRAGA

MANOS ARRIBA, ESTO ES UNA BRAGA

 

                La noticia, que refleja el periódico,  dice textualmente: “Un hombre con el rostro oculto por una braga atracó a mano armada, ayer por la mañana, una sucursal bancaria de esta ciudad”. Corren malos tiempos y cada vez con más frecuencia aparecen delincuentes “amateurs” por pura necesidad.

                Yo, que estoy tieso como la mojama, he de hacer encajes de bolillos con mi administración para salir adelante. Todavía no he recurrido al “sablazo” ni al atraco de un banco, pero reconozco que haya situaciones que impelan a ello.

                En el caso de los bancos, además, considero, con la mayoría, que no se trata de un delito. En todo caso de una venganza.

                Como el hombre es ser social se deja influir por el prójimo más cercano. Hay quien se ha suicidado, o incluso casado con alguien, por la sugerente insistencia de su entorno más cercano.

                Por ello me imagino que el atracador de la noticia, visto además lo temprano del asalto, debía de estar en la cama con su señora y ésta insistiéndole en la penuria que estaban pasando. Ya se sabe: el colegio de los niños, el agua, la luz, el gas y tú parado. Oído y hecho. Ahora mismo atraco un banco. ¿Qué es lo que tengo más a mano para taparme la cara?: ¡las bragas de mi mujer!.

                Ya pasó en la posguerra en un asalto nocturno. El atracador encañonó a la víctima en el costado mientras le requería la cartera. Como el atracado le dijera que la cosa estaba muy chunga, el ladrón le contestó:

   -¿Me lo va a decir usted, ¡a mí!, que le estoy apuntando con un grifo?.

 

.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

PERROS

PERROS

Amo a los perros y por eso no tengo uno. Adoro a los animales y por ello sólo tengo trato con el que me sube el butano. Lo demás es pena. No existe un solo vagabundo que no lleve anexo un perro. Si no tienen comida para ellos, ¿cómo extienden su miseria a su mejor amigo?. Dicen, los que no piensan, que un can acompaña mucho y mujeres casadas que conozco opinan que cuando las mira su perro es cuando más cuenta se dan de lo poco que quieren a su marido. Yo tuve un perro cuando niño. En connivencia con mi tata, mi segunda madre, lo lavábamos y le dábamos de comer los restos de la comida casera. Si era pescado procurábamos quitarle las espinas para que no se atorase y si, furtivamente, podía, le daba de mi plato algo más sustancioso. Esto que cuento no tiene nada que ver con los perritos falderos a los que visten en invierno con jerseys de lana y a los que dan sitio en la mesa como uno más de la familia. Ni calvo ni con dos pelucas. Mi perro murió violentamente y yo lloré desconsoladamente. Desde entonces me juré no tener más perros bajo mi tutela. Esta promesa infantil la he cumplido y ratificado en mi madurez solitaria. ¿Un perro a estas alturas?. Con lo listos que somos en la actualidad y lo informados que estamos por el veterinario Doctor Google la dependencia del animal sería, para mí, insoportable y en contraprestación cuando llegase a casa no le podría preguntar: -¿Han dicho algo del Betis en la tele, Toby? Porque eso de que los perros hablan con la mirada es tópico de introvertidos natos.

 

 

.

EL MISMO EFECTO

EL MISMO EFECTO

Ayer estuve dialogando/discutiendo, en mi consulta, con un conocido que me lo puso a huevo. A raíz de un análisis hormonal realizado a su mujer, cercana al climaterio, salió el tema de la procreación como fin primigenio del matrimonio políticamente correcto.

                Como yo le hablase de la paternidad responsable y que me parece muy bien que los farmacéuticos faciliten medios químicos o mecánicos que impidan el embarazo, mi conocido se mostró alterado y me dijo que dicha cuestión estaba contra las reglas de la Santa Madre Iglesia.

                El se manifestó visceralmente practicante (aunque no haya estudiado ATS-DUE) y me dio la razón en cuanto a la barbaridad de cargarse con una abundante prole y poderla educar tanto en el aspecto económico como afectivo. Lo reconoció aportando el dato de que en su matrimonio sólo han procreado a dos criaturas.

                -¿Y cómo lo has conseguido?.

                -Por métodos naturales

                -No te referirás al Ogyno

                Me niega este sistema como obsoleto y poco fiable y, a continuación me da una disertación científica sobre fecundación. Me habla del mucus vaginal, de su pH, de la temperatura genital y me dice que con los actuales aparatos, que esos sí se deben vender en las farmacia, que marcan todos estos parámetros, él ha conseguido no traer más de dos criaturas al mundo. Le replico:

                -Entonces, ¿qué más da?. Tú has buscado la causa por métodos naturales y otros por sistemas distintos, pero el efecto de la cuestión sigue siendo el mismo que tu Iglesia prohíbe: no aumentar la prole.

   Me ha pagado el análisis y se ha ido. He perdido un paciente.

 

.

MUCHAS CUERDAS PARA UN VIOLÍN

MUCHAS CUERDAS PARA UN VIOLÍN

Los que critican negativamente a la industria farmacéutica son unos memos. ¿Qué habría dado, en el siglo XV, un aquejado de dolor de muelas por un analgésico o un anestésico antes de que el barbero de turno le extrajese la pieza dental con unas tenazas?.

                El avance farmacológico, además de calidad de vida, ha conseguido que la longevidad de los seres humanos haya alcanzado, en la actualidad, unas cotas impensables hace tan sólo cien años. Pero, como no todo el monte es orégano, la moneda tiene su cruz.

 

                En los albores de este siglo se está produciendo un fenómeno social inédito. Este inusual hecho consiste en la convivencia de hasta cuatro generaciones. Viven bisabuelos, abuelos, hijos y nietos y aunque nos inventemos el adagio  tan bonito de agregar vida a los años y no su viceversa, la sociedad está traumatizada. Imaginemos al individuo medio generacional de cincuenta años. Esta persona ha de cuidar de hijos, padres y en muchas ocasiones de nietos. Como este cuidado lleva implícito el ímprobo trabajo, ya que a esta edad es, prácticamente, el único prototipo que cotiza de las cuatro generaciones, ¿cómo se las arregla?.

                De ahí que nos estemos deshumanizando y los extremos del espectro vital que son los niños y los viejos cada vez estén más alejados del calor familiar. Hoy día son negocio las guarderías y los asilos, llamados eufemísticamente residencias de la tercera edad.

                Queda la etnia gitana y alguna madre (siempre la mujer) que lo lleva todo por delante. Figura ante la que servidor se quita el sombrero.

 

.

SENSACIONALISMO O HUMOR

SENSACIONALISMO O HUMOR

No sé si sigue publicándose el periódico inglés “The Sun”, pionero del sensacionalismo, que quiso copiarse hace años en España de una forma tan cutre que fracasó. Ponía, entre otras cosas, en la portada fotomontajes, dignos de aficionados, con imágenes de extraterrestres  aparecidos en Alcorcón.

                Ayer recordé esto leyendo dos noticias, en ¡la misma página!, que me incitaron la hilaridad. Una decía que investigadores del CSIC nos advertían del peligro de ingerir plomo al consumir piezas de caza e inmediatamente debajo una foto de un Moisés (Charlton Heston) en la que se decía que un estudio científico está a punto de demostrar que las aguas del Mar Rojo se abrieron por motivos naturales al paso de los isralíes que huían de Egipto.

 Analicémoslas. ¿Cuántas liebres, conejos, perdices o venados se ha comido usted, de diez años para acá, procedentes de una cacería?: ¿Tres?. ¡Qué amigos tan ricos e importantes tiene usted!

  En la segunda los científicos dicen que la separación de las aguas del Mar Rojo puede ser explicada mediante la dinámica de fluidos. ¡Toma ya! Ocurrió sencillamente que un fuerte viento de más de 100 kilómetro por hora dividió las aguas permitiendo a Moisés y los suyos atravesarlo a pie. Digo yo que esto lo tendrían previsto consultando antes el parte meteorológico del día anterior.

Creo que la prensa de un tiempo a esta parte está haciendo lo posible para que nos olvidemos de La Codorniz ya fenecida gracias a unos plomazos políticos económicos, que envenenaros a los editores.

 

.

LIBERTAD: ¿PARA QUÉ?

LIBERTAD: ¿PARA QUÉ?

 

                Yo no uso teléfono móvil porque no me da la gana. He creído, hasta ahora, ser libre para ello al tener, además, la suerte de la ausencia de jefes que me lo exijan. Siempre, por otras vías, estoy localizado. Cuando viajo llamo, o recibo llamadas, en el hotel.

                Si estoy en la calle y me surge un imprevisto utilizo una cabina pública y si estoy en un restaurante me llaman o llamo desde el local.

                Esta semana pasada he estado en Madrid y por primera vez he tenido que pedir prestado un teléfono móvil. ¿La razón?: He intentado buscar cabinas públicas y las pocas que he encontrado estaban saqueadas y destrozadas y, por tanto, inutilizables.

                ¿Saben que de los 100.000 teléfonos públicos, incluidos establecimientos, que existían en el año 2000 se ha bajado a la cifra de 6.000 en el pasado año 2009?. Esta cifra da, en la actualidad, un porcentaje de 0,9 cabinas por cada 1.000 habitantes.

                ¿Conocen también el dato de que las que se reparan las están poniendo con uso exclusivo de tarjetas excluyendo las monedas de toda la vida?

                ¿Qué quiere decir todo esto?: que tendré que perder mi cualidad de liberto como no usuario de móvil a hocicar por el invento. ¿Por qué no puedo ser libre?: porque siempre hay un ser superior de carne y hueso (dejemos  a Dios en paz) que impide mi libre albedrío y me esclaviza.

                Y así podría poner innumerables ejemplos. Vestimos como nos dicen. Comemos lo que ellos quieren y los culpables son ustedes, manada de borregos, y los políticos que me dicen que vote para ser demócrata y de esta forma vivir en libertad. ¿Libertad?. ¿Qué libertad?.

 

.

DURAS Y BLANDAS

DURAS Y BLANDAS

No sean mal pensados pillines que voy a hablar de otra cosa.

En la actualidad existen más carreras universitarias que Universidades. Desde Ciencias del Trabajo (¿qué coño se estudiará en esta carrera?: ¿cómo coger una espiocha?) hasta Sonido e Imagen (en esta se aprenderá a manejar la cámara fotográfica que va anexa al móvil), pasando por Ciencias de la Información, vulgo periodismo.

            Pues bien estas disciplinas son minucias comparadas con las Licenciaturas de Derecho o Filosofía y Letras y aún así, en el ámbito verdaderamente universitario se consideran carreras blandas comparadas con las científicas: Farmacia, Medicina, Químicas etc…mal que les pese, y con el cabreo consiguiente, de los poseedores del título blando.

            Una de las estúpidas inquietudes de algunos universitarios jubilados es cursar otra carrera. Califico de estúpida esta postrera vocación por la sencilla razón de que si su intención es aprender van de culo. Los profesores universitarios, salvo excepciones, siguen siendo unos horrendos pedagogos y los postgraduados, si no están de muy mal ver, sólo podrán aspirar a tener un breve affaire con algún compañero/a.

            Todo esto me lo confirmaba ayer una buena amiga química matriculada en Historia del Arte, (inciso: ¿han pensado mis queridos  lectores el por qué no existe un abogado que estudie Medicina y sí al revés?. Creo que confirma lo fácil de ir de lo duro a lo blando y no el viceversa), que me confirmaba su renuncia a matricularse de nuevo el próximo curso.

            -“Lo único que me pone en duda es lo buenísimo que está el que da Barroco”.

.

RECOVA FANTÁSTICA

RECOVA FANTÁSTICA

 

-¿Tiene huevos?

-Sí

-Póngame, entonces, una docena…y dos fritos

-¿De los propios?

-De la docena

-¡Marchando?...¿Poco hechos?

-Naturales

-Esos son cocidos

-No. Los quiero bien fritos

-¿De la gallina blanca o la negra?

-De la negra que es más ponedora

-Pues se da la circunstancia de que la negra es más quitadora que ponedora

-¿Quitadora?

-Sí. La llamamos la loca

-¿Y eso?

-Porque cuando pone un huevo lo quita

-¿Y…?

-Yo lo coloco y ella lo quita

-Para no incubar

-Sí. Aquí tiene los huevos. Los diez naturales y los dos fritos

-¿Me los pone en polispán?

-No es necesario. Con el calor que hace en la calle, les van a llegar en su punto

-¿Los naturales?

-No. Los fritos. Los naturales tibios y los propios cocidos

- Muchas gracias.

-De nada

.

 

CORRER ES DE ABURRIDOS

CORRER ES DE ABURRIDOS

 

Este año la Dirección General de Tráfico ha hecho un balance muy positivo sobre la siniestralidad automovilística. Al parecer ha descendido espectacularmente, con una cifra inferior de fallecidos al año ¡1961!. Ahí es nada comparado el número de coches, conductores y desplazamientos desde ese año a la actualidad. ¡Un éxito del que hay que congratularse!.

Dicen que el porcentaje mayor de siniestros se lo lleva el exceso de velocidad y todos piensan en el potentado chulo del deportivo a doscientos por hora o a los irresponsables y fardones imberbes de carnet recién adquirido.

Yo creo que se corre por llegar antes. ¿Para encontrarte con lo soñado?. No. Porque, entre otras cosas, como dijo el poeta: es más dulce la espera que el encuentro.

Se quiere llegar antes para dejar el aburrimiento que conlleva el conducir una máquina imbécil, como todas, que cada vez tiene más automatismos y poder dedicarse a leer un libro. Se podría argüir que la música acompaña, pero, aparte del riesgo, de quitar y poner CDs a 120 por hora, termina uno de Bono o de Alberto Cortez hasta la misma coronilla.

Como es lógico mi agudo lector sabrá que me refiero al conductor solitario que no tiene con quién hablar.

También se puede correr, aún hablando, si el acompañante del conductor es su suegra.

Así que, ya saben, si los para un policía, por exceso de velocidad, digan:

-Es que me iba aburriendo… o cagando, que, dicen, funciona mejor.

.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

LOS CIEN MIL HIJOS DE SAN LUIS

LOS CIEN MIL HIJOS DE SAN LUIS

               No sé si estos vástagos fueron engendrados por el Santo y no me consideren sacrílego ya que hay muchas beatíficas figuras en la amplia lista del santoral que estuvieron casadas y generaron amplia descendencia. De ser así no hay duda de que pertenecerían a determinada organización católica muy enraizada en la comunidad cristiana.

                Humor aparte, he utilizado este título aplicado, en la realidad histórica, a los gabachos que defendieron la monarquía de Fernando VII para hacer referencia a mi oposición visceral, pero razonada, sobre las proles numerosas.

                Educar a dos hijos, por ejemplo, es labor harto difícil pero hacerlo con once es fácil y os lo demuestro. El coche recién comprado es objeto de arduos mimos hasta que en él se derrama, valga el ejemplo, un bote de salsa de tomate y es pisoteado. Ya ha perdido la virginidad del olor y esplendor de lo nuevo. Da igual, a pesar de los sucesivos limpiados, que se entre en él con los zapatos embarrados y el perro recién cagado.

                Con los hijos igual. Cuando, en las familias numerosas, el primogénito cumple cuatro años se “preocupa”, (es una forma de hablar) del cuarto. El segundo del quinto y así sucesivamente. Con lo que ya da igual ocho que ochenta.

                ¿Pero los padres sabrán de sus cuitas vivenciales?. ¡No!. Porque cronológicamente es imposible.

                Los padres de pocos hijos saben sus horarios. Conocen sus amoríos y tendencias. Sencillamente porque tienen tiempo. Si son once, y quieren ayudarlos anímicamente, han de dedicarse sólo a ellos, pasando consulta diaria como cualquier médico del Seguro.

                Pero, de ser así, ¿quién de los dos progenitores sale de caza para darles el sustento diario?

.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres