Blogia

`` DIGO YO...´´ Blog de Pedro Caballero-Infante Perales

SUPONGAMOS QUE HABLAMOS DE LA VIDA

SUPONGAMOS QUE HABLAMOS DE LA VIDA

 

         La vida la mueve la ilusión, hermana menor de la esperanza. El “carpe-diem” es una técnica para salir del paso.

         A la mujer que nos gusta le medimos el tiempo que pasamos sin verla y cuando estamos en un sitio agradable pensamos de inmediato como aumentaría el gozo sensual del momento la presencia de esta mujer amada.

         Cuando hablamos con ella, para quedar, ya tenemos, ante su requerimiento sobre el lugar de encuentro, la propuesta adecuada que acompañamos con la estimulante frase de: “Te voy a llevar a un sitio que te va a encantar”

         Igual pasa con un libro o una película. En este último caso nos da igual haberla visto porque hasta mentimos cuando sacamos dos entradas y le comentamos: “Creo que nos va a gustar”.

         Se llaman estas actitudes convivencias queridas e ilusionantes. Ni el bar, ni el libro, ni el cine, si van implícitos a la soledad, son actividades culturales, (un bar lo es), que culminen el contenido sentimental.

         La vida está para compartir. La soledad es el precio de la independencia y suele ir acompañada del sentimiento de mezquindad.

         Pero, ¿qué es la independencia?. La independencia es lo que quiere la pareja cuando lleva años junta. 

         Entonces ella, es casi siempre ella, la que le hace al antiguo joven enamorado la propuesta de salir a dar un paseo, al teatro o al cine.

         Si el requerimiento es de tomar una copa o cenar, el antiguo enamorado contestará: “¿A cenar?. ¿Y a dónde?”

         Ella, acostumbrada a la sorpresa, se quedará callada y, en su falta de experiencia espontánea, aceptará, una vez más, quedarse viendo la televisión mientras que él bichea por Internet.

         Yo quería escribir de la vida y sin darme cuenta me ha salido un texto sobre el matrimonio. Perdonen.

 

.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

LAS DOS CARAS

LAS DOS CARAS

                                         

            A Don José le tachan de mal negociante. Y es verdad. Sin embargo se enorgullece de ello porque su forma de ser le impide dar gato por liebre y caer en la tentación de vender productos milagro.

            La frase que lo define, cuando alguien cercano a su entorno familiar le pregunta sobre algún producto para la alopecia, es:

                        -Si Kasogui sigue siendo calvo es que no hay nada en el mercado que evite la calvicie

            Simón es un puretón muy afeminado que desde hace tiempo viene arrastrando un problema de alopecia, agravado con la edad. Su coquetería impide que la calva luzca en todo su esplendor. Utiliza el sistema, llamado de cortinilla, consistente en dejarse crecer el pelo de un parietal del cuero cabelludo y arrojarlo sobre el resto de la calva bien untado de gomina.

            Urbano, su íntimo amigo, le dice:

                        -Simonito, hijo, un día te va a jasé la raya desde er tobillo

            Si no fuera porque el personaje siempre trae asegurada una buena ración de humor su pesadez por el tema capilar sería insoportable.

                        -Simón, lo suyo no tiene retroceso

                 -¡Coño, ni que yo fuera una escopeta!

                 -Quiero decir que, en su caso, el cabello ya no vuelve a salir. Lo mejor es procurar no perder el que le queda

                 -Pó, ¡como no lo meta en una cajita!

            Don José intenta razonarle que los productos que existen en el mercado, el finastiride y el minoxidil, son para alopecias precoces pero que el resto sólo puede ayudar a la conservación del que queda

                        -Cuando el folículo ha muerto no hay nada que hacer

            Y hace un pequeño dibujo de la raíz del pelo, explicando dónde se aloja el folículo piloso; las diversas capas subcutáneas, la seborrea y los distintos factores que la producen: el componente genético, el uso de productos agresivos etc…

                        -Además no lo veo a usted tan mal

            Urbano, su íntimo, salta de inmediato:

                 -Usted, é que no lo ha visto en su sarsa

                 -¡Cállate, coño!

Y  comienza a contar una anécdota sabrosa

                        -Una madrugá  me llamó este pá que avisara al médico porque tenía un cólico nefrítico

                 -No te atreverá a terminá.. ¿verdá?

            Como Don José presione un poco, Urbano se anima y sigue

                        -Totá… que cuando llegué aquello no era mi amigo. Había arrojao y estaba hecho un cuadro. Se le había caío la cortinilla  y si lo miraba por un lao paresía la Pantoja y por el otro Rafaé er Gallo

                 -¡Que mala leche tiene Urbano!

            Tras la carcajada del boticario, mientras se enjuga las lágrimas y por cortar un poco el mosqueo de Simón, le recomienda el empleo de un champú suave

                        -Yo creo que es mejón un abrillantadó

                 -Mejón é que te pele ar sero, te ponga una camiseta amarilla  y vaya de Dertisia ar Carnavá

                 -¡Que enteresa de ánimo tiene Urbanito!

            El boticario le pregunta antes de irse:

                        -Por cierto Simón, lleva usted viniendo a la Farmacia hace más de un año y aún no le he abierto ficha en el ordenador. ¿Cuáles son sus apellidos?

            Don José observa como Urbano se da la media vuelta y rompe en carcajadas nerviosas mientras patea el suelo

                        -¡La releche, Don José!. Me llamo Simón Cabello Calvo

 

¡ Colabora con nosotros ! .Haz "clic" en el siguiente enlace. Gracias.

http://www.farmaceuticossinfronteras.org/libroaustedleatienden.php

 


                                               

               

EL SEÑOR ES MI PASTOR

EL SEÑOR ES MI PASTOR

 

       Cuando pienso algo que me parece importante como lo que se puede resumir en esta escéptica frase:: “somos corchos inermes flotando en un océano con destino determinado al que nos lleva alguien ajeno a nuestra voluntad”, me siento momentáneamente feliz si alguien de relieve piensa lo mismo y lo dice.

         El ejemplo me ha llegado a través de un discurso de Iñaqui Gabilondo que en su turno de agradecimiento por haber recibido una distinción, ha dicho que debemos de votar a un líder (que es otro corcho más grande) no para que defienda nuestro bien sino, para que pacte con  los que de verdad mandan para que no nos jodan demasiado.

 

 Al hilo de esto me sigo manteniendo en mis trece de que ni por estas el hombre saldrá de sus miserias. ¿Por qué?. Sencillamente porque es un animal extremadamente manejable que si antes se desmandaba un poco del rebaño, no era por rebeldía sino porque ante él aparecían varios caminos que su cerebro, aún sin contaminar, podía elegir.

         Ahora con la televisión, y en grado superior gracias a Internet, el hombre es totalmente un borrego perteneciente a una manada sumisa, consumidora de lo que le echen y, en definitiva, gilipollas.

 

        

Yo antes le tenía cierta fe a algún teólogo del sistema e incluso caía en el error de leer algún libro sobre esta ciencia.

         El otro día se me encendió la chispa del escepticismo. Había muerto un personaje  de mi ciudad y hube de acudir por compromiso social a la misa de “córpore insepulto”.

         El altar estaba plagado de mitras y el más importante fue el que corrió con el  clásico sermón del: “resígnese, no llore y piense en la eternidad”.

         Esto para mí no fue novedad y la acepté mirando el reloj y calculando si aun tenía tiempo de volver a mi trabajo.

         Lo que me encendió la bombilla, después de haberlo oído muchas veces (torpe que es uno), fue cuando el mitrado dijo:

                  “El Señor es mi pastor, con él nada nos falta”

         Pues nada que nos sigan pastoreando y a esperar que nos abran la cerca del corral para salir a comer gratis.

 

.

DIÁLOGOS PERIÓDICOS

DIÁLOGOS PERIÓDICOS

 

            Dice el hombre obeso de gran papada y veguero en la boca:

               -Aquí dónde usted me ve, yo me he hecho así mismo

            Su interlocutor, por reprimida educación, no manifiesta su desacuerdo pero piensa que si este individuo se ha fabricado él solo, debe ser un pésimo artesano por lo mal hecho que está.  Para cambiar replica:

               -Pues un servidor se ha hecho de PRISA

          -Ya se le nota

            La contestación delata la mala leche del ricachón. No obstante su educado antagonista le dice, como queriendo hacerle ver que no le ha escuchado:

               -Sin embargo “EL MUNDO” me ha dado “LA RAZÓN”

           -Es que el mundo, se lo digo yo, que conozco el paño, está cambiando. Somos “EL PAÍS” de los sinvergüenzas

            Una vez más el acompañante de asiento ferroviario hace como que asiente y por no discutir dice:

                -Eso mismo lo dice “LA OPINIÓN” pública y al parecer es argumento de peso

                        El gordo, por un momento, se remueve en el sillón y por una supuesta alusión exclama:

                 -No lo dirá por mí

            -En absoluto

            Y para paliar la supuesta indirecta continúa:

                 -Lo digo porque, y perdón por la inmodestia, yo soy un “AS” en captar con quién hablo

             -Pues no sé si conmigo ha dado en el clavo

            Tras una pequeña pausa aprovechando la parada del tren el hombre del puro bosteza, chupa del cigarro y reemprende el diálogo

                   -Fíjese como la policía de siempre está siendo sustituida por la seguridad privada

              -Cierto

              -Antes iba uno por la vida tan tranquilo y con tan sólo gritar “Al ladrón” salían policías de debajo de las piedras

               -Pasa como en “EL CORREO DE ANDALUCÍA”

               -No me hable del servicio de Correos y de la Junta de Andalucía. Esto ya es el despiporre. ¡No funciona nada!. Yo en mi empresa trabajo con UPS

                -No es mala “MARCA”

                -Pero cara

                -Es la marca rey…vamos “EL HERALDO”

                -No la conozco

                -Pues es “LA OPINIÓN” del “PÚBLICO”.

 

.

¿EN TU CASA O EN LA MÍA?

¿EN TU CASA O EN LA MÍA?

 

Se toparon en la calle después de un largo tiempo de desencuentros. Sus miradas se cruzaron

entre aturdidas y anhelantes. Hablaron de forma entrecortada después de besarse levemente en

la mejilla.

El breve encuentro terminó con una mirada de deseo contenido por parte de él. Quedaron en

llamarse muy pronto para tomar una copa y charlar largamente.

Fue ella la que rompió el fuego:

-¿Pedro…?

-Sí

-Soy yo…

-Qué alegría de oír tu voz

-¿Sigue en pie lo de tomar una copa juntos?

-Por supuesto

-¿Te viene bien mañana?

-Viniendo de ti, me viene bien cualquier día

-¡Zalamero…como siempre!

-Sincero, en este caso

-¿Dónde nos vemos?

-En tú casa o en la mía

-Veo que no has cambiado. Vas directo

-¿Hecho?

-Hecho

Para ella fueron horas de gozo expectante. No sabía como preparar la cita. Si vestirse y preparar un ambiente sugestivo o, por el contrario, dejar el apartamento igual que cuando durante algún tiempo convivieron.

Eligió lo primero sin un esmero que produjese una cierta entrega inicial. Eso sí, compró bebidas que ella ya no usaba y rescató el viejo vaso mezclador para prepararle el “dry-martini” que tanto le seguiría gustando a él.

Cuando sonó el timbre del telefonillo se levantó nerviosa, aunque despaciosa para no mostrar excesivo celo en el más literal de los sentidos.

Lo vio frente a ella, menos viejo que lo había notado en el último encuentro, pero tan atractivo como siempre.

Se miraron sin saber que gesto afectivo tomar en un sitio tan íntimo y en unas condiciones tan propicias. Él rompió el hielo enlazándola por la cintura y besándola en la boca. Un beso largo y apasionado.

-Espera. No vayas tan deprisa. Seguiremos más tarde

-¿Más tarde?

-¿Quieres ya follar?

-¡No!. Quiero fumar. Por eso te dije en tu casa o en la mía.

 

.

MÁS DURA SERÁ LA CAÍDA

MÁS DURA SERÁ LA CAÍDA

 

Dice un antiguo chiste que una madre bañando a sus dos hijos pequeños, varón y hembra,

contestaba, a la pregunta de ésta sobre el por qué ella no tenía pito, como su hermano, lo siguiente:

-Cuando seas mayor, si eres buena tendrás uno y si eres mala tendrás muchos.

Lo he recordado tras ver ayer, por cuarta vez, la película de Woody Allen, “Bananas”. En ella aparece Nati Abascal en un papel corto, pero sensual. El genial Allen tiene fama, merecida y demostrada, de pasarse por la piedra a todas las actrices que contrata, por tanto no creo que la Abascal haya sido una excepción.

Pues bien de aquí nació la “fama” de esta señora y su frenética y brillante ascendencia a la más alta sociedad.

Exactamente igual ocurre con otra famosa española, Carmen (¿Tita?) Cervera actual baronesa consorte y comensal de aristócratas y familias reales.

¿Por qué cuento esto?. Porque pocas veces se hace hincapié en el terrorífico mal ejemplo que, estos citados, significan para la juventud que se tira al campo sin pensar que la vida la marca el “resultadismo”.

Si, sólo un diez por ciento de todos los que se han tirado desde jóvenes a putear y chapear por las grandes urbes hubiesen triunfado, como estas ejemplares, tendríamos España llena de nobles ricos y famosos.

Cuando el malhechor (hablo etimológicamente) triunfa, todo su entorno, incluída familia, olvida los medios que ha utilizado para llegar al final feliz.

 

.

TALLERES IDIOTAS

TALLERES IDIOTAS

 

La frase tan manida de: “¿El artista nace o se hace?”, por mi parte tiene una respuesta clara:

 El artista, nace artista y el ingeniero de Caminos, no.

Otra cosa es que un cantante, sea de folk o de ópera, haya de dejarse las pestañas trabajando su voz y estudiando como un descosido. Pau Gasol es una figura del baloncesto que cada día va a más, pero que medía dos metros con quince años. Difícil sería que triunfase en esto un enano.

Escribo esto para meterme una vez más, por el efecto rebote de mi torpeza, con los listillos.

¿Cómo es posible que haya gente dándole de comer, y además bien, a los que montan un “Taller de escritura”?. Pues las hay a manojitos. Yo creía que eso era lo que había hecho conmigo la madre Salvadora y posteriormente Don José Mª Vega.

Este argumento lo tengo muy mascado desde hace tiempo, pero lo que me ha hecho explotar ha sido el anuncio de la próxima apertura de un “Taller de saetas”. Evidentemente no se refiere al arma arrojadiza, sino al cante que se le hace, habitualmente, a una imagen cofradiera.

¿Enseñar a cantar saetas a mi cuñada Enriqueta, con una voz laina y finoparlante?.

Para escribir y cantar hay que nacer con ese don y después, respectivamente, hartarse de leer y de oír cantes ya sea en directo, fundamentalmente en juergas, donde el cantaor en ciernes pueda probarse, o bien en placas de pizarra antiguas.

Ahora bien si usted quiere seguir haciendo el panoli, inscríbase en cualquiera de estos talleres y complételos con un master en el Bulli en donde le enseñen a desconstruir la tortilla española que, como saben, consiste en darle mal la vuelta a la sartén.

.

¿QUÉ QUEREMOS, REALMENTE?

¿QUÉ QUEREMOS, REALMENTE?

 

         Según el informe PISA Andalucía está a la cola en cuanto a la educación de los alumnos de bachillerato, los futuros hombres de provecho.

         Por otra información recibida a través del Telediario constato que el nivel cultural de los adolescentes surcoreanos está en un plano inmejorable. Tienen un nivel de conocimientos increíble.

         Esta era la noticia hablada. Después salieron algunos coreanitos diciendo, no muy alegres, que estudian una media de diez horas diarias. Salen de su casa a las ocho de la mañana y vuelven a las diez de la noche.

         Aquí está el dilema. ¿Esto es vida para un chaval?. ¡No!. Pero, como siempre, saldrá el antagonista poniendo como ejemplo al andalucito que no muestra interés en las clases que imparte el profesor al que, por otra parte, no le tiene el menor respeto.

         Lleva razón también y entonces volvemos al utópico término medio que, como sabemos, no existe.

         Creo que el problema está en el mal planteamiento de la tesis. Cuando se habla de educación caemos en la trampa mental de circunscribirnos a los conocimientos. Un nueve en matemáticas, otro nueve en geografía y un siete en gramática. ¡Qué bien!.

         Este es el error. Voy en autobús y observo a los adolescentes con sus libros por cuyos títulos intuyo están estudiando materias lectivas que, por muy malos estudiantes que sean, algún poso les está dejando y sabrán que la capital del Perú es Lima.

         Otra cosa es que los oigas hablar y se que te caiga el alma a los pies y entonces uno piensa que pueden estar recibiendo, peor que mejor, una educación pero no algo que ya se ha perdido hasta en su concepto. Este algo se llama urbanidad y se da en casa.

.

EL PELOTAZO

EL PELOTAZO

No hago referencia, con este título, al caso Malaya y demás parientes y afectos sino a un pelotazo que me pegaron ayer en pleno colodrilllo.

         Iba por una calle peatonal y céntrica cuando divisé a un chaval de unos diez años pegándole patadas a un balón de plástico. Pasé junto a él y una vez superado recibí el pelotazo aludido.

         Creerán que escribo esto en tono de queja y es todo lo contrario: ¡me alborocé!. Un crío de una gran ciudad jugando a la pelota en la calle: ¡milagro!. ¡Qué alegría!.

         ¿Será que estamos volviendo a la normalidad?. Benditos padres que le han regalado un balón y no una play, un móvil o un ordenador.

         Nunca he recibido un pelotazo con mayor alegría. Este niño será un adolescente normal con amigos físicos y no virtuales. Será sociable, reirá, se peleará físicamente y, en definitiva, nos abrirá un nuevo espacio humano.

         Cuando vuelva al colegio, tras las vacaciones, a lo mejor se encuentra con otro en el recreo que quiera pelotear con él y ambos sirvan de ejemplo a los tristes de la pérgola que estarán enviando SMS a sus amiguitos de Chiquitistán.

         Este niño, de mayor, cuando hable de pelotazos se referirá al fútbol y no a los políticos inventores del pelotazo, en este caso no virtual, sino real.

         Estos son los pelotazos que me gustan. Los únicos que he dado y daré en mi vida.

         ¡Dios te bendiga chaval!, Felices Reyes Magos.

 

.

¡QUE INVENTEN ELLOS!

¡QUE INVENTEN ELLOS!

 

         Nadie, que yo sepa, se ha tomado la molestia de explicar el verdadero sentido de esta frase del impagable Don Miguel de Unamuno. Yo intentaré, al hilo de una noticia, desvelar su sentido.

El suelto periodístico revela que el Presidente de la Junta de Andalucía ha presentado (¿cuántas veces van ya?) en Madrid, “of course”, una campaña que destruya el concepto folclórico que se tiene del andaluz en el resto de España.

El folclore es el conjunto de tradiciones, leyendas, creencias, costumbres, proverbios etc… de una región

         No solo el vino, el baile, el cante, el pescao frito, el sol, las playas…que también. Pero, ¿qué daño le hace a alguien?.

Si nuestra región tan sólo fuese esto y los andaluces anduviéramos en cueros por la calle y defecáramos en las esquinas, ya sería otra cosa.

         No creo que esta fuese la imagen de Juan Ramón Jiménez, Lorca,  Rafael Alberti, Jorge Aleixandre etc…

         ¿Es qué, además, tenemos que demostrar que fabricamos tornillos, automóviles y aviones?. Pues también. ¿Pero alguien vendrá a Andalucía a visitar una fábrica o a ver la Giralda y la segunda catedral del mundo mundial?.

         No digo con esto que el folclore neutralice o absorba el esfuerzo que los mandatarios hagan por la educación, pero de esto a avergonzarnos de nuestros más implícitos valores dista mucho.

         ¿Qué culpa tenemos de que hayamos inventado las bulerías y no las sardanas?. Por ello al que le guste el baile del “chingurrimisti” que lo invente él.

 

 

 

 

.

ALGO ESTÁ PASANDO

ALGO ESTÁ PASANDO

 

        Soy confiado por naturaleza y por esta razón llevo mi carpeta, en bandolera, abierta. Lo hago por comodidad. Si compro prensa o jabón de afeitar camino de casa me es muy fácil meterlos directamente en el maletín sin necesidad de abrir la incómoda cremallera.

         Ayer alguien me paró para preguntarme por una conocida avenida a diez metros de ella. Se trataba de un hombre de mediana edad algo desaliñado. Le di la indicación correspondiente y le dejé marchar delante de mí. Me paré y comencé a tentarme todos los bolsillos y a hacer un exhaustivo repaso de mi bolsa de mano. ¿Por qué esta actitud?

         Por los exhaustivos correos electrónicos que recibo diariamente poniéndome ojo avizor de la maldad actual de mi prójimo. Si me cruzo en coche con otro automóvil que lleva las luces apagadas no debo hacerle ráfagas para advertirle de su descuido. Se trata de una banda que girarán de inmediato tras de mí hasta cerrarme el paso y atracarme.

Si descuelgo el teléfono y no oigo respuesta debo hacer no sé cuantas maniobras ya que puede tratarse de alguien que piensa atracar mi casa.

         Hoy me dicen que alguien ha ayudado a una joven a buscar un número en su móvil  al tiempo que ha notado un `pinchazo en el dedo al pulsar un número y de inmediato ha notado como las fuerzas le flaqueaban. Ha salido del apuro y posteriormente se ha enterado que con esta operación te inyectan una sustancia, tipo curare, que te hace perder la conciencia. Te siguen y cuando estás inerte te roban o bien te trasladan y te quitan un órgano para mercar con él.

         No sé si mañana al cruzarme con mi madre debo pararme. ¿Debo ser solidario con los que me advierten que no lo sea?

 

.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

LECTOR DE METRO

LECTOR DE METRO

         El que escribe lo hace para que lo lean. No todos. Hay autistas literarios que también rellenan quinielas que no sellan.

         Observo con delectación, es una forma de fomentar la lectura, como la mayoría de usuarios suben al metro con su periódico gratuito en la mano. Los observo y…¡oh dolor!, los liquidan en segundos.

         La mayoría de estas publicaciones llevan en la contraportada una columna de opinión. Veo, con pena, que el lector ocasional y gratuito dobla el periódico sin apenas echar un vistazo al titular de este artículo. Pliega el diario y lo deja subrepticiamente entre los dos asientos.

         Esta maniobra no es compartida, afortunadamente, por todos. El que lo vuelve a portar bajo el brazo te sugiere que lo seguirá leyendo en los momentos que pueda.

         Esta observación me hace clasificar, cual director de periódico, a dos tipos de comentaristas: el analista denso necesita de un lector acomodado en su sillón o bien en la butaca del AVE si no le toca un parloteador de móvil al lado.

         Y está el periodista “fast.food” o “snack-bar” que ha de coger al lector por las solapas y no soltarlo hasta que termina de leer lo que ha escrito.

         Este es el periodista nato el que tiene la habilidad de hipnotizar con mil caracteres al lector hasta el punto que se pase dos o tres paradas de su destino original.

         Los califico así pues no hay nada que admire más y pretenda en mis trayectos que olvidarme de que existo y de que existen los que me rodean incluida la señora que me lleva dando golpes persistentes, con su bolso, en los mismos testículos desde la primera parada.

 

.

EL JOVEN ASSANGE

EL JOVEN ASSANGE

        Soy consciente de que lo que escribo en un blog es como echar piedras en mi propio tejado, pero no entiendo que los jóvenes de ratón en mano estén en el paro. Hoy día los onanistas de Internet tienen el mundo a sus pies.

         Pongamos como ejemplo al joven de moda llamado Julian Assange, creador de Wikileads (por cierto el corrector gramatical automático de este invento no me reconoce esta palabra) que, al parecer, ha puesto a la luz pública desencriptando (¡toma ya palabro!) las leyes secretas que gobiernan el universo.

         Este muchacho fue un desarraigado de la vida, nunca tuvo un hogar fijo ni amigos. No fue al colegio, ni se relacionó con nadie.

         Se quedó pronto sin padre y la madre lo llevó sistemáticamente de estado en estado en una permanente “road-movie”. Eso sí, supongo, con el portátil debajo del sobaco, que utilizaría permanentemente durante los largos viajes por las interminables carreteras americanas.

         Por eso animo a la multitud de solitarios que se pelan el culo sentados día y noche ante el ordenador ratón en mano, dejen de leer mensajes idiotas, meterse en bloges ajenos y dedicarse al Pentágono.

         También les aconsejo que se especialicen en hacer falsas transferencias desde su casa a los paraísos fiscales.

         Ya que no “pierden el tiempo” en la calle socializándose, que sean pragmáticos y copien del joven Julian.

         Algunos como Vargas Llosa, son los menos, se han hecho millonarios con un lápiz, un papel y un bar. Los otros deben hacerlo más fácilmente con un ratón y una pantalla.

         Y al mundo…¡qué le den!. Ya quisiera yo.

 

.

LA SOLEDAD LO HIZO NARRADOR

LA SOLEDAD LO HIZO NARRADOR

 

             Se quedó solo hace 18 años. Cuando ella abandonó este mundo él se olvidó de que la vida  existía pero que sin embargo su prójimo seguía viviendo y lo que observaba  realmente era un mundo habitado por seres falsamente vivos.           

 Desde entonces las personas se les han hecho transparentes y las mira cuando le hablan pero no las ve. Por esto se ha hecho narrador. Mira siempre detrás de quien le habla y observa  figuras borrosas en segundo plano.

            Esta actitud lo ha hecho ensimismarse en sus cosas que son las del mundo que él no vive. Por eso escribe y cuenta más  lo que ve, que lo que oye.

            Antes hablaba con sus amigos, los buenos, y les volcaba sus sentimientos sujetivos que le impedían narrar.

 

 

      

     

 Hoy con el corazón abrumado de melancolía  sólo le llegan al pensamiento viejas palabras leídas en libros olvidados.

            La soledad le abruma y el pasear lo tortura. No sólo andando mueve el soma sino que el phyquis acelera el dolor con la solitaria compañía de un publico azacanado que le hace sentir más  solo.

            Esto lo ha hecho narrador. Mira un balcón y sueña con la gente que, alegre y confiada, a él se asomaron soñando vislumbrando un futuro lleno de ilusiones que nunca se cumplieron.

            Ve un mendigo acartonado entre el cartón que le sirve de vivienda y el cartón de vino que le sirve de alimento. Así explota su necesidad extravertida de narrar. ¿A quién?

A nadie.

            Solo el albo papel que lo espera en su cubículo y que en su albura virginal le reta a emborronarlo. Y empieza:

                        “¡Qué envidia del que se traga la bilis sin síntoma de vértigo!”

            Y sigue narrando tan sólo… y solo.

 

.

 

DEL PRODUCTOR AL CONSUMIDOR

DEL PRODUCTOR AL CONSUMIDOR

     

         El Parlamento Europeo ha fijado su posición sobre una normativa que refuerza el derecho de los pacientes a recibir información de calidad sobre los medicamentos de receta médica por lo que se permitirá que las compañías farmacéuticas informen directamente a los pacientes de las características de sus productos.

         ¡Pues mire usted que bien!. Según esto la figura del farmacéutico ha perdido todo su sentido puesto que en la mayoría de los casos los usuarios de Farmacias requieren datos sobre indicaciones, contraindicaciones, efectos secundarios e interacciones.

         Dicho de esta forma tan correcta entraríamos en lo que criticamos, porque con contestar que la ergotamina combate la neuralgia del trigémino nos quedaríamos tan tranquilos.

         ¿Los laboratorios informarán en sus prospectos de esta forma o contratarán a un farmacéutico escritor que traduzca para el folleto que acompaña al medicamento algo así como:

         -Para que el dolor no le haga estallar la cabeza este producto hace que una parte de la materia de su cerebro se quede como dormida y así puede bañar a los niños, ir a la peluquería y hacer la comida

         Lo escribo en femenino pues son ellas las que acuden con más frecuencia a la Farmacia ya que la adquisición de los medicamentos forma parte de la cesta de la compra.

         Cuando pregunten por los efectos secundarios el folleto no debe poner pirosis sino que “el estómago arde como si se tuviese dentro un tizón encendido”

         De no ser así y con la ayuda del Doctor Google es posible que las generaciones venideras sean, sin necesidad de cursar estudios, todos licenciados en Farmacia sin apenas haberse dado cuenta.

 

.

FUMADEROS DE OPIO

FUMADEROS DE OPIO

        La sociedad está harta de los dos polos que la componen: los niños y los viejos. Como la infancia se cura con el tiempo,  la terapia eventual es la guardería.

         Lo de los viejos está más crudo. Aguantar más pañales sin más futuro que la muerte, es algo difícil de llevar.

         Al viejo, además, lo martirizan quitándole el cigarrillo, la copita de vino y hasta la sal. Lo atiborran a pastillas y le obligan a andar cuando lo que quiere es estar tranquilo y rodeado de los suyos que, en muchos casos, no son sus familiares sino los amigos que les queda.

         Luego si un alma buena en forma de médico o ATS-DUE le da un “poquito más” de sedante y el viejo, por fin descansa para siempre, la familia es capaz de armar el pollo y llevar a tan buena gente a los tribunales.

         Yo propongo que ya que a los fumadores de tabaco nos han confinado en guetos también deben instalarse, para los molestos ancianos otros fumaderos. Serían los fumaderos de opio.

         Es copiar lo que existe desde tiempo inmemorial en el Oriente. España es un país rico en Papaveráceas. No sólo la tan bella amapola crece en nuestras tierras sin necesidad de siembra sino la adormidera o “Papaver somníferum”.

Estas plantas serían la materia prima gratuita de estos fumaderos con lo que el gasto sanitario del SNS sería cero.

          Se instalan muchos locales con esterillas de arpilleras que pueden facilitarla los propios hijos del viejo y pipas de opio alimentadas por las fértiles adormideras Se lleva temprano al viejo, este se tumba, chupa de la pipa, se duerme y antes o después se muere tan dulcemente.

         Así todos los días y problema resuelto. Digo yo.

 

.

TODOS SORDOS

TODOS SORDOS

Volveríamos al homo erectus, pero ellos no lo piensan. Son los introvertidos a ultranza a los que yo, por rebote, detesto.

         Los que somos expresivos y no hemos necesitado de un curso “Dalie Carneglie” para entablar una conversación, sufrimos la permanente amonestación de  los burros serios.

         Haces reír a alguien, casi siempre sin querer, a costa de otro y te dice el Pepito Grillo de turno:

                  -Si vieras la cara que puso Pepe. Te deberías de haber callado

             -¡Glup!

         No digamos si, para defender a otro, atacas a uno:

                  -Si vieras la cara que puso Pepe. Te deberías de haber callado

                 -¡Glup!

         Son los que el día que hablan parece que han descubierto la filosofía aristotélica. Van y dicen con toda solemnidad:

                  -Yo soy dueño de mis silencios, para no ser esclavo de mis palabras

         O seáse que todos mudos y así tan felices. Pues no. Y además como yo sigo siendo esclavo de mis palabras me pongo las cadenas para ciscarme en todos los difuntos de los muditos voluntarios.

         Además digo todo esto porque me duele en el alma sentirme culpable cuando algún calladito ante una apreciación mía sobre una presumible mala cara pretérita te dice:

                  -¡Si yo te contara!

             -¡Pues cuenta, coño!

         ¿Es tan difícil comprender que si todos fuésemos dueños de nuestros silencios habría un mundo de ricos mudos?

         Y que no me vengan los muditos con aquello de la impotencia expresiva. Nadie regala nada. Hay que esforzarse por conseguirlo.

                  -Cuando el amor me hizo señas

             -Todo entero me encendí

 

             -Y a fuerza de ser callado

             -Callado me consumí

         Me alegro un montón

 

 

.

NUEVA REVISTA ESTAR VITAL

NUEVA REVISTA ESTAR VITAL

Dar valor añadido a la farmacia para diferenciarse de la competencia en un mercado competitivo es lo que el farmacéutico necesita. Por eso Cofares Servicios le ofrece la revista ESTARVITAL.

ESTARVITAL es una revista totalmente innovadora en el sector. Es un obsequio que ofrece la farmacia a sus clientes especiales. No es una revista al uso, sino un regalo especial, para sus clientes especiales.

ESTARVITAL, es una revista de difusión gratuita al público, con contenidos de salud y bienestar, que se distribuye únicamente en farmacias.

Los contenidos serán de carácter informativo y educativo con el objetivo final de potenciar la comunicación hacia el cliente final, consiguiendo un aumento en la cesta de la compra y una fidelización de los clientes.

ESTARVITAL, dispone de temas actuales de salud, bienestar y mundo infantil, así como de moda, psicología, libros... ESTARVITAL incorpora también las antiguas "Campañas Sanitarias", en donde la familia Cofarez nos informa de una manera amena, y con pasatiempos para niños, de diferentes temas relacionados con la salud. Es una herramienta que se diferencia del resto de las publicaciones por su afinidad con el público al que se dirige y sus consejos de salud de una manera clara, sencilla y divertida.

Para más información sobre tarifas y/o suscripciones contactar con Sergio Tomás en el teléfono 902 45 68 04.

.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

EL VIOLINISTA EN EL METRO

EL VIOLINISTA EN EL METRO

 Los correos que me mandan por Internet, que yo agradezco profundamente, vienen cargados, en la mayoría de los casos, con asuntos o relatos que rayan la estupidez. Si me gustase o pudiese, por aburrimiento, contestar, estaría todo el día escribiendo. En este caso no me refiero a los que te “obligan” a ser feliz por el procedimiento de decirte, sobre el fondo musical y gráfico de una verde pradera, que si te han cortado una pierna pienses que aún te queda otra. -¿Y por qué coño tengo yo que perder una pierna y no usted bondadoso emisor?

 Hoy hago referencia a un correo que explica una experiencia realizada en el metro de Nueva York donde un violinista estuvo tocando obras de Toscanini, Schubert y demás músicos clásicos con un Stradivarius que valía más de tres millones de dólares. ¡Una fortuna! Durante su intervención, de tres horas, tan sólo obtuvo la irrisoria cantidad de 32 dólares cuando el mismo intérprete había agotado las entradas, dos días antes, para el concierto que impartiría al día siguiente de su experiencia “underground” en el Carnegie Hall, al precio medio de 100 dólares.

Qué duros de corazón y oído somos, y más los que nos levantamos temprano y vamos a calzón quitado buscándonos las habichuelas cotidianas y que estúpidos son los que se han inventado este experimento.

Si filosóficamente quisiéramos sacar conclusiones a este banal ensayo yo, sin ir más lejos, en una playa me estaría poniendo como un berraco ante tanta mujer en bikini. El entorno hace que la mente actúe de forma distinta.

Oiga, idiota, el sueño es genérico, pero no es lo mismo dormir en la penumbra y comodidad de tu habitación que, anestesiado, en la mesa de un quirófano.

 

 

.

SUBSCONCIENTE O ESTULTICIA

SUBSCONCIENTE O ESTULTICIA

 

 

Doña Trinidad Jiménez, Ministra de Asuntos Exteriores, nos hace un hueco en su apretada agenda para contestar unas breves preguntas a nuestra tan leída publicación: “DIGO YO”.

-Ministra, ¿Cuál es la problemática actual de su Ministerio?

-El problema más crucial es el de la vacunación de la ingente cantidad de saharauis atacados por el virus de Marruecos

-¿Y está en vías de solución?

 -Desde el Consejo Interterritorial del Ministerio hemos entrado en contacto con el Ministro del Interior marroquí aprovechando las buenas relaciones que existen entre ambos Monarcas

-¿Y…?

 -No olvide que su Majestad el Rey Juan Carlos fue intervenido de su leve dolencia gracias a la cobertura sanitaria española que ahora mismo es pionera en el mundo entero.

 -¿Qué me dice del vídeo dónde se pueden observar imágenes tan terribles como el degüello de un policía marroquí?

 -Ahí tiene un ejemplo, y lo digo sin ánimo de agravio comparativo, de cómo esta operación realizada en cualquier hospital español hubiese sido indolora y por laparoscopia.

-¿Teme la reacción del Polisario?

 -¿Polisarios o polimedicados?. Que abandonen las armas y que utilicen el consejo farmacéutico para respetar las pautas

- ¿Es cierto que la destrucción de los campamentos saharauis ha sido sin violencia física?

-En Venezuela, el Presidente Chavez me contestó personalmente que ellos sólo responden con violencia ante una agresión manifiesta.

 -Esto ¿me lo dice como un caso específico?

-¡No!. Rotundamente no. Lo digo de un modo genérico y aún así se quejan desde la industria farmacéutica por los precios de referencia.

-Todo aclarado ministra. Muchas gracias.

 

 

.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres