Blogia
`` DIGO YO...´´ Blog de Pedro Caballero-Infante Perales

QUE NO PERDAMOS LA FE

QUE NO PERDAMOS LA FE

 

         Paso todos los días, de vuelta del trabajo, por un Opencor. Esto es bueno y es malo. Lo positivo es que estando cerca de casa siempre tengo la seguridad de arreglar un desavío.

         Lo malévolo es que, queramos o no, nos hacen consumistas inermes. Ahí va un ejemplo. Un malhadado día tras comprar pan me paré en una estantería y ví unas latas de cerveza de una marca que me atrajo. Compré dos.

         Como soy cervecero, y nada tripón, me metí entre pecho y espalda las dos latas. Paladeándolas y sin eructar. Al revés que Homer Simpsom. Me encantó esta marca de cerveza.

         A los dos días no resistí la tentación, entré de nuevo y compre otras dos latas. Al día siguiente igual. A la semana observé que sólo quedaban cuatro y, cómo compré dos, advertí en caja que repusiesen de almacén más ejemplares o bien hiciesen un pedido.

         El Domingo fui y me llevé las dos que quedaban (evidentemente es un producto con poca “salida”). Pagué, al tiempo que advertí la existencia cero del producto.

         Ayer fui en la seguridad de que semejante empresa había repuesto mi cerveza. ¡Quiá!. Busqué al encargado y me dijo un trabalenguas elusivo.

         Volviendo, decepcionado, a casa pensé que si la única fe que nos quedaba estaba depositada en El Corte Inglés y este nos abandona. ¿En qué podemos creer ya?

.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres