Blogia
`` DIGO YO...´´ Blog de Pedro Caballero-Infante Perales

SALÓN DE CURAS

SALÓN DE CURAS

 

         ¡Ojo no confundir el título con una dependencia de hospital!

Recuerdo de cuando era  pequeño a un viejo cura bonachón que a la pregunta inocente de un mocoso sobre el por qué los sacerdotes no se casaban contestaba con cachaza, pero de una forma, entonces para nosotros, muy gráfica y significativa, lo siguiente:

                   -¿Me imagináis diciendo misa y que me tirase da la casulla un rapaz como vosotros diciendo: “Papá que dice mamá que me des dinero para ir a la plaza”?

         A mí esa imagen tan contradictoria me convencía del celibato sacerdotal por lo que significaba de entrega total a una causa espiritual. Por el contrario, de mayor me sorprendía desagradablemente la figura de un orondo cura llamado Castillejo, al que, por mucho que me esforzase, nunca lo imaginé, ni lo imagino, diciendo misa.

         Yo que no asisto a este acto desde hace muchísimo tiempo si, en alguna ocasión, por el protocolo social he de hacerlo a una misa funeral y la dice este obeso sacerdote, me niego a contestar sus dicterios pseudoreligiosos.

         Mi capacidad no alcanza para imaginarlo si no es sentado en un acojonante butacón con un puro en la boca y las esclavinas de oro rebosándole los bolsillos del chaleco.

         Aquí sí, como banquero, me lo imagino recitando conceptos y yo contestándole:

                   -“Señor ten piedad”

         A pesar de lo cual no me concedería el crédito que le estaba pidiendo. Ahora dicen los periódicos que hay otros curas que andan pleiteando por no se qué de una entidad bancaria, que como Castillejo, ellos manejan.

                   -Podéis ir en paz

            -Demos gracias a Dios

.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres